Las Uvas de la Ira

marcha-estudiantes1.jpg

Chile crece, Chile avanza, de eso no hay duda. El crecimiento económico es mayor al previsto por las autoridades, el porcentaje de desempleo ha bajado aceleradamente y, con ello, los indicadores nos hablan de que la creación de empleo ha estado por sobre lo trazado en el programa de Gobierno.

La delincuencia sigue siendo un problema, aunque este Gobierno la ha disminuido en la proporción dispuesta en su Programa y sólo falta esperar si al final de este período presidencial habrá cumplido las metas que en esta materia se autoimpuso.

Más allá de las críticas de la oposición, la reconstrucción avanza. Los damnificados obviamente encontraran lento y desprolijo el proceso, pero se ha avanzado mucho más rápido que para terremotos pasados, aumentando en gran cuantía las construcciones, soluciones habitacionales y subsidios entregados.

El manejo económico de las autoridades ha sido brillante. La inflación está controlada, por lo menos así lo dice el IPC; hemos sorteado –hasta ahora- exitosamente la crisis y, como dicen en La Moneda, “seguimos creando empleo y nuestra economía sigue creciendo”.

En materia educacional se aumento la cobertura educacional y, en atención a los reclamos de los estudiantes, se excluyo a la banca privada del financiamiento de los aranceles, y la diferencia entre el arancel real y el de referencia será de cargo de la Institución (ya no del estudiante ni de sus familias).

En materia de salud pública se han disminuido las listas de espera y, como si fuera poco, cuando no se han cumplido los plazos, algunos pacientes del sistema público han sido intervenidos en el sector privado, dándole prioridad a la persona que adolece de alguna enfermedad y no a la propiedad del centro en donde se atiende.

Ni hablar de la eliminación del 7% de los jubilados, de la aprobación del postnatal de 6 meses, de la inscripción automática y voto voluntario, del ingreso per cápita de U$15.000, etc.

En materia medioambiental, seguramente usted creerá que este ha sido el Gobierno más nefasto para nuestro país en materia de energía y medioambiente; sin embargo hasta el día de hoy, el Gobierno de Sebastián Piñera ha inaugurado 5 centrales termoeléctricas en circunstancias que la Concertación construyo 104 (2 con Aylwin, 21 con Frei, 39 con Lagos y 42 con Bachelet). Usted me dirá que son las centrales hidroeléctricas las que más dañan (cosa que no es efectiva, son las termoeléctricas las más contaminantes), y aún así, si yo le aceptara esa afirmación, las 9 construidas en este Gobierno no son comparables con las 67 construidas bajo los Gobiernos de la Concertación (8 con Frei, 12 con Lagos y 47 con Bachelet)… y como si fuera poco, HidroAysen se deja arreglado en el Gobierno anterior. Aun así, este Gobierno, a falta de la mitad de su período ya ha aportado los mismos MW de energía aportados por Bachelet (sobre 600), y mucho más que los gobiernos anteriores. ¿Cómo lo hizo?, con la construcción de 5 parques eólicos, energía limpia y renovable. Apuesto que eso tampoco lo sabía.

Todo lo descrito es una verdad objetiva, tienen un fundamento cuantitativo y habla de un Gobierno que está cumpliendo sus compromisos, pero no logra encantar a la ciudadanía, se mantiene en muy bajo nivel de aprobación y difícilmente esa apreciación se vaya a modificar.

En Palacio se redoblan los esfuerzos, se hacen más encuestas para saber qué es lo que pasa, se ataca a la principal adversario político pensando que si se baja la popularidad de ella, de doña Michelle, subirá la propia.

Se hacen diagnósticos y se actúa en base a las soluciones formuladas en ese diagnostico, pero… y si el diagnostico falla?, si se pasa por alto algo, cuál será el resultado?

Bueno, mi impresión es que se están pasando muchas cosas por alto. Es verdad que este Gobierno está cumpliendo sus compromisos y en términos de cumplimiento o de correlación con el propio programa, está varios escalones arriba que los gobiernos que lo antecedieron, pero eso es gobernar?… a eso queda reducido la política y el Gobierno?, personalmente creo que no, y en ello radica la explicación de la minúscula aprobación que la ciudadanía le otorga al Gobierno actual.

Mi diagnóstico dice que la ciudadanía venía con un descontento desde hace muchos años, y que no sabía cómo catalizar. Desde la vuelta a la democracia, el descontento se ha ido acumulando y no siempre se pudo manifestar. Los veinte años de la Concertación sirvieron para “calmar” a su electorado, mucho más explosivo socialmente; esa coalición actuó como “tapón” a las presiones sociales, y cuando no les dio solución, los dirigentes sociales afines al Gobierno se encargaban de que el descontento no llegara a las calles.

Paralelo a eso, la sociedad se fue complejizando y, en particular la nuestra, fue adquiriendo más poder, sintiéndose cada vez con menos miedo de expresar sus opiniones y luchas por sus derechos. Con el dictador preso y después muerto, el “pánico escénico” de la sociedad desapareció y estuvo segura de pedir lo que le correspondía.

Los Gobiernos de centroizquierda no lograron ser catalizadores de las demandas sociales (no olvidemos que los empresarios que ahora critican el Gobierno de Piñera, amaban el Gobierno de Lagos) y sólo se dedicaron a administrarlas; pero por otra parte, recompusieron el tejido social dañado durante la dictadura.

Todo lo anterior explica que la sociedad esté dispuesta a manifestarse, a aprobar, a desaprobar, a salir a las calles y a exigir. Pero si este Gobierno cumple sus compromisos asumidos y mejora los indicadores que tenían sus predecesores, porque se le critica y desaprueba de esta forma tan tajante?, pues porque la sociedad cambio y ya no es la misma.

Por mucho que siempre haya sido así, no basta con que el país crezca a una tasa fenomenal, ni que el ingreso per cápita sea más de U$15.000, si los beneficios de ese status no llega a toda la población. No sirve crecer tanto si ese crecimiento es para unos pocos y las desigualdades se perpetuán y, en algunos casos, se incrementan.

El tener un ingreso per cápita de un país cerca al desarrollo, implica que los satisfactores de la sociedad dejan de ser simples y primarios, y es ahí donde falla el Gobierno. No basta aumentar el ingreso mínimo, si este no permite vivir dignamente. Los deberes de un país con un ingreso de  U$15.000 son brindar una educación de calidad, no basta aumentar la cobertura y dar mayores facilidades de pago, se necesita calidad. El lucro no es el problema, es la nula regulación, los aranceles desmedidos, la calidad y la segregación que existe en la educación escolar. Si la administración de la educación primaria y secundaria se le entrega a municipios que, muchas veces están quebrados, no se pueden esperar resultados muy esperanzadores. Desde ahí, desde la cuna comienza la desigualdad.

Hacer lo mismo que los Gobiernos anteriores ya no basta, no es conversable. Ahora la ciudadanía quiere más… y en buena hora que lo exija.

Ya no se exigen políticas asistencialistas, sino las que tienen que ver con libertades y desarrollo. Que el estado promueve la igualdad de género, que patrocine abiertamente una ley antidiscriminación, que no haga diferencias entre heterosexuales y homosexuales, que ponga en manos de la pareja (o de la mujer) la alternativa de un aborto o no.

Personalmente creo que el grado de desarrollo de un país se mide por el grado de confianza que deposita en su sociedad, y nuestro Estado nos confía muy poco.

No basta con tener una inflación controlada, si al medirla incluimos los Play Station, los LCD´s y los celulares… el “IPC de los pobres”, aquel que sólo mide alimentos demandados por los segmentos menos favorecidos económicamente representan una inflación que triplica la inflación de los más ricos. Es eso justo?… por eso marcha la gente, por eso la sociedad está enojada!!!

La sociedad está enojada porque tiene miedo de enfermarse, y el temor no es por los peligros de la enfermedad, es porque la salud pública aún es insultante, y la privada es impagable. La sociedad, la gente en este momento vive sólo para trabajar, no tiene tiempo ni recursos para disfrutar con su familia. Es cierto, hace poco se bajo la jornada laboral de 48 a 45 horas, bueno, ahora lo que viene es disminuirla y que en vez de lunes a viernes sea de lunes a jueves, así como se discute en los países desarrollados, en aquellos países a los que nos queremos parecer.

La sociedad está enojada porque la calidad de vida es mala, en eso se resume todo. Da lo mismo si algunos ganan más si no pueden disfrutarlo con su familia, si pierden 3 ó 4 horas al día en el transporte público o metidos en un “taco”. La vida en sociedad en nuestro país se tornó de mala calidad y eso se traduce en las encuestas: este Gobierno de tan buenos indicadores, que está cumpliendo su programa no logra hacerme feliz, no logra mejorar mi calidad de vida; al contrario, vivo infeliz, enojado, frustrado, estresado y resentido… si!!!!, resentido también, porque son tan abismales las diferencias existentes que da rabia. Me da rabia y pudor a mí que puedo considerarme entre los afortunados y no va a generar rabia en quienes menos oportunidades y recursos han tenido.

No basta ni sirve saber que este Gobierno es el que más ha cuidado las áreas verdes. La sociedad cree que aún no la cuida lo suficiente; la sociedad espera una actitud activa en la defensa del medioambiente y de los animales, no algo reaccionario.

En lo personal no dudo de las intenciones del Presidente, ni de los anteriores, han hecho una buena pega, pero no la han hecho completa. Han ido postergando las cosas importantes y temo que esto no da para mucho más. Como reza el dicho popular, este Gobierno rasca, y rasca muy bien, pero rasca donde no pica… pueden seguir mejorando los indicadores, creando más empleo, pero la gente vive infeliz y no mejora su calidad de vida.

Citando al viejo Nicanor Parra, “si hay dos panes, yo me como los dos y usted ninguno, el indicador dirá que existe un pan per cápita”… es lo mismo que se replica con nuestra distribución del ingreso. Acaso es tan difícil de entender?

Hace poco tuve la oportunidad de ver la presentación de Alberto Mayol, sociólogo de la Universidad de Chile, y con cifras y argumentos expuso tan bien lo que yo pienso que está pasando. En su presentación se exponía que la sociedad de Chile tiene la peor percepción de justicia en la distribución de la riqueza, los suicidios desde 1990 se han duplicado y el consumo de antidepresivos ha aumentado en un 470%. A grandes rasgos, planteaba que la ciudadanía había perdido su marco de referencia, ya sea la iglesia, los militares, los políticos, etc. Por todo ello, el ciudadano, la sociedad se hacía responsable de sus actos y de “que” es lo que quería, en reemplazo de las instituciones, por lo que “la política había salido a la calle, de donde es, por cierto” (gran frase de autoría del citado Sociólogo)

Sé que el tema da para mucho más, y tratar de exponerlo en estas líneas es una tarea difícil que, a veces, puede no cumplir el propósito. Si fuera ese el caso, quizá convendría citarle un fragmento de un viejo texto para graficar lo que, de manera personal, creo que está sucediendo.

No bastan los indicadores de excelencia si “La gente viene con redes para pescar en el río y los vigilantes se lo impiden; vienen en coches destartalados para coger las naranjas arrojadas, pero han sido rociadas con queroseno. Y se quedan inmóviles y ven las patatas pasar flotando, escuchan chillar a los cerdos cuando los meten en una zanja y los cubren con cal viva, miran las montañas de naranjas escurrirse hasta rezumar pobredumbre; y en los ojos de la gente se  refleja el fracaso; y en los ojos de los hambrientos hay una ira creciente. En las almas de las personas las uvas de la ira se están llenando y se vuelven pesadas, cogiendo peso, listas para la vendimia” (fragmento de “Las Uvas de la Ira”, John Steinbeck)

|

Comentarios

I have been surfing online more than three hours today, yet I never found any interesting article like yours. It's pretty worth enough for me. In my opinion, if all website owners and bloggers made good content as you did, the net will be much more useful than ever before.
Responder
I could not resist commenting. Perfectly written!
Responder
I am genuinely glad to read this webpage posts which includes tons of valuable data, thanks for providing these kinds of data.
Responder
Hmm it appears like your blog ate my first comment (it was extremely long) so I guess I'll just sum it up what I wrote and say, I'm thoroughly enjoying your blog. I too am an aspiring blog blogger but I'm still new to everything. Do you have any suggestions for inexperienced blog writers? I'd certainly appreciate it.
Responder
Usually I do not read article on blogs, however I would like to say that this write-up very forced me to check out and do it! Your writing style has been amazed me. Thanks, very great post.
Responder
Hi there very cool web site!! Man .. Excellent .. Amazing .. I'll bookmark your blog and take the feeds also? I am happy to seek out numerous useful info right here within the publish, we want develop extra strategies on this regard, thanks for sharing. . . . . .
Responder
Hey! Do you know if they make any plugins to help with Search Engine Optimization? I'm trying to get my blog to rank for some targeted keywords but I'm not seeing very good results. If you know of any please share. Cheers!
Responder
This is a topic which is near to my heart... Best wishes! Where are your contact details though?
Responder

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar