¿Existe similitud hoy con los procesos políticos de fines de los ochenta?

Todos recordamos quienes éramos incipientes jóvenes ciudadano a fine de la década de los ochenta,  que el ambiente político del país estaba sumido en la más profunda polarización política y económica, donde no existía   centro político, ni moderación por la paz nacional. En esos años se daban paradójicamente situaciones donde una familia típica podía estar compuesta por un padre carabinero que por mandos superiores obedecía  reprimir protestas  político-estudiantiles y  un hijo univertario que en el otro bando clamaba por democracia, derecho a estudiar,  oportunidades  y derechos  laborales. Así  existían raras mezclas de una sociedad que  clamaba reconciliación, (vean los episodios de la visita del Papa Juan Pablo II en su visita a Chile y su discurso en el Parque OHiggins). Se demandaba  por justicia en casos de atropellos a los derechos humanos y libertad de elegir a sus representantes. Vivíamos relativamente en orden, pero en orden de régimen militar donde la disciplina entraba con sangre y represión; donde la única clase política civil permitida miraba indolente los atropellos le los más elementales derechos ciudadanos, todos sabemos quiénes son hoy,  contar detalladamente este episodio reciente de la historia chilena  resulta increíble para los más jóvenes.

Hoy logro dimensionar que resultaba tan brutal el ambiente de entonces que todos los colores políticos que funcionaban como proscritos partidos hasta 1987, depusieron sus doctrinas en un mundo global que optaría por derrumbar los iconos de la guerra fría, y fusionarse en un gran Acuerdo  Nacional que fue propiciado por el Cardenal Juan Francisco Fresno y que reunió la participación de Francisco Léniz, ex ministro de economía del gobierno militar, José Zabala representante de la Asociación de Empresarios Cristianos y Sergio Molina ex ministro del gobierno de Frei Montalva .  Recordemos en este mismo sentido que pese al continuismo manifiesto del General Pinochet de seguir  gobernando, el ministro del interior de esos años acercaba posición con sectores de la oposición principalmente con la democracia cristiana y el partido socialista que ya estaba en proceso de renovación, futuro PPD. Esto daría origen a las células madre de la naciente Concertación,  la Alianza Democrática. El triunfo del NO en Plebiscito del `88 es historia y la podemos encontrar en los libros, la  renovación del partido Socialista, la podemos ver graficada  en un relato del Músico y Poeta Mauricio Redolés en "Los están Golpeando" .  ( A propósito , Cuándo Llegara el Socialismo!!!....).

¿Existe similitud hoy con los procesos de fines de los ochenta?

En lo brutal, creo hoy nos mata y nos persigue el sistema de libertinaje de mercado; una mala copia del sistema Norte Americano, que por esas latitudes ni piensan aplicar. Además, sepamos lo que  hoy  además nos  mata no es una policía secreta, sino  políticas públicas mal implementadas, la contaminación, falta de una agenda energética sobre energías renovables,  la centralización metropolitana, la política chata,  el pituto político por sobre la meritocracia, etc. Sepamos que nos falta  política 2.0 al estilo Enríquez-Ominami,  principios fundacionales tipo Chile Primero, que se respeten eso sí, e ideas de Regionalización de corte PRI,  valentía de personas como Adolfo Zaldívar  y aptitudes consecuentes como  la de  Esteban Valenzuela. De Fernando Flores solo rescato sus ideas en materia de Educación y desarrollo.

 Me pregunto cuál podría ser hoy el punto de apoyo  para levantar sobre la actual "dictadura de los partidos" un nuevo "Acuerdo Nacional" que de pie a un gran proyecto país y nos permita dar un salto cualitativo al desarrollo de Chile  en vísperas del Bicentenario.

|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar